Ventajas y desventajas de las cuentas corrientes

 Las cuentas corrientes, al igual que otro tipo de cuentas, poseen grandes ventajas y grandes incnvenientes que deberán de ser tenidos en cuenta antes de realizar su solicitud. Habrá que anializar cada caso en concreto para ver que tipo de cuenta se adapta mejor a las necesidades de cada uno. 



Ventajas de la cuenta corriente

 

  • Una cuenta corriente otorga acceso al cliente a todas las prestaciones que un banco puede ofrecer (préstamos, hipotecas, ayudas, subvenciones y promociones). Se trata de un vínculo entre el cliente y el banco, una forma de asociarse y emprender una relación comercial y profesional.

  • La cuenta corriente sirve como depósito y como servicio de caja, es decir al mismo tiempo se convierte en un medio de pago a través de cheques y tarjetas.

  • Uno de los instrumentos que diferencia una cuenta corriente de una cuenta de ahorro es el cheque bancario, a través del cual podemos transferir dinero a terceros. Algunos bancos ofrecen la posibilidad de financiación de las cantidades que emitimos mediante los cheques, en el caso de que nuestra cuenta se encuentre sin fondos. De este modo, representa una ventaja porque nos permite pagar determinados bienes y servicios sin necesidad de disponer del dinero inmediatamente, aunque esto puede llevar también a un endeudamiento con el banco y a un consecuente pago de comisiones.

  • Ciertas cuentas ofrecen otros servicios como cheques de viaje y cheques de cajero sin cargos.

  • La cuenta corriente, generalmente permite domiciliar la nómina (ingreso automático del dinero que recibimos mensualmente en nuestra vida laboral), domiciliar pagos de servicios e impuestos y realizar transferencias y traspasos.

  • La cuenta corriente tiene asociados ciertos productos como seguros, planes de pensiones y fondos de inversión.


  • Cada vez más entidades financieras ofrecen sus servicios a través de Internet, lo que facilita el acceso a nuestra cuenta y agiliza las operaciones.

 


Desventajas de la cuenta corriente

 

  • Cuando el saldo se encuentra por debajo del mínimo requerido, los costes de mantenimiento usualmente aumentan.

  • Las cuentas corrientes suelen comportar comisiones por las operaciones. Es necesario antes de abrir una cuenta corriente consultar el monto a que ascenderán las comisiones y clarificar que tipo de operaciones serán cobradas. Se debe precisar que cada entidad financiera en España tiene sus propias condiciones.

  • Algunas cuentas reciben ciertos intereses en el caso que el saldo alcance o sobrepase una determinada suma de dinero.