Solicitud de una cuenta corriente por extranjeros

En caso de ser extranjero y no tener residencia en España existen dos procedimientos para poder conseguir una cuenta: en la Dirección General de Policía o en una entidad financiera que acepte abrirle una cuenta sin poseer la residencia oficial. Para más información puede leer los siguientes puntos:

 

  • Dirigirse con el pasaporte a la Dirección General de Policía o, en su defecto, a una comisaría donde se tramiten documentos de identidad y se regularicen papeles. Se debe pedir un certificado de no residente, documento que se entregará en un plazo de normalmente diez días laborales. Con este documento y el pasaporte se podrá asistir a la entidad financiera y solicitar la apertura de la cuenta. El certificado de no residente también se puede conseguir en la embajada o consulado del país de origen del cliente.
  • Acudir directamente a la entidad financiera con el pasaporte. La entidad solicitará el certificado de no residente por medio de una autorización que deberá firmar el titular de la cuenta. La cuenta no operará hasta la recepción del certificado por parte de la entidad. El cliente, no obstante, podrá ingresar dinero en dicha cuenta, pero no acceder al mismo.