Solicitud de una cuenta corriente

Para solicitar una cuenta corriente es necesario estar censado en el país o bien disponer de un certificado de residencia. En el momento de la apertura de la cuenta corriente, el solicitante deberá presentar su documento nacional de identidad, su pasaporte o su certificado de residencia.


Pasos para solicitar una cuenta corriente

 

  • Obtener información en el banco o caja de ahorros donde se desee abrir la cuenta. Es aconsejable conocer las distintas prestaciones que ofrecen estas entidades financieras.

Las cajas de ahorro son entidades sin ánimo de lucro que carecen de accionistas y actúan como intermediarios financieros. Ofrecen una serie de servicios a sus clientes sin que la entidad obtenga beneficios personales. Las utilidades que obtienen las cajas de ahorro suelen invertirse en obras sociales.
Los bancos, por su parte, son instituciones privadas con ánimo de lucro. Prestan una serie de servicios a sus clientes y parte de los beneficios que obtienen se transmiten como dividendos a sus accionistas.

  • Para abrir la cuenta, el cliente deberá rellenar un formulario con sus datos personales, información sobre su situación laboral, así como datos de otros titulares (si los hubiera) o personas autorizadas para realizar movimientos en la cuenta.

El cliente debe optar entre compartir la cuenta con otras personas, ya sea de forma conjunta o solidaria, o bien establecer un acceso restringido a la misma.
Todos los titulares y autorizados deberán firmar en el momento de apertura de la cuenta. En el caso de cuenta conjunta y para realizar cualquier operación, la totalidad de los involucrados deberán firmar. En el caso de una cuenta solidaria, es suficiente la firma de uno de los titulares para poder realizar movimientos.

  • Verificación de los datos y situación financiera del solicitante: Se debe considerar que las cuentas corrientes permiten descubiertos, lo que implica que en el caso de que se produzcan préstamos por parte del banco, el cliente deberá amortizarlos posteriormente, por tanto, deberá estar capacitado para asumir estos créditos o préstamos bancarios.
  • Ingreso de una cantidad de dinero: En algunas entidades financieras, al momento de abrir una cuenta corriente, exigen al cliente el ingreso de un monto determinado de dinero.