Seguros asociados a las cuentas corrientes

Al abrir una cuenta corriente, existen varios productos asociados que también podrá obtener, como una tarjeta de crédito o débito, cheques o seguros. Dentro de los seguros asociados a las cuentas corrientes, los más comunes serán los seguros de vida, los seguros de viaje y los seguros de protección de pagos.


Seguro de vida

En el caso de fallecimiento, este seguro cubre el saldo pendiente en la tarjeta de crédito hasta un máximo de unos 3.000 euros. Asimismo, los familiares recibirán una indemnización por el importe contratado.

 


Seguro de viajes

Este tipo de seguros incluye todo tipo de asistencia a viajeros. Usualmente cubren gastos médicos, farmacéuticos, estancias en un hospital o en un hotel, traslados al hospital o al país del beneficiario si así lo requiriera la situación. También incluye seguros de asistencia por retraso del transporte, si este fuera superior a 6 horas, cubrirá generalmente hasta 150 euros de los gastos derivados del retraso; si se produjera la cancelación por motivos de huelga general, se indemnizará con una cantidad máxima de 300 euros.



Seguro de protección de pagos

Básicamente se utiliza para cubrir las deudas derivadas del uso de la tarjeta de crédito o del cheque bancario. Cubre también los gastos durante un periodo de tiempo y hasta un determinado límite en el caso de que el titular pierda el empleo y no pueda responder con sus obligaciones.