Partes de la quiebra

Las partes de la quiebra son todas aquellas personas o elementos que intervienen en la negociación del concurso, una vez que haya sido declarado el estado de insolvencia por parte del deudor. En cuanto a la clasificación de las partes de la quiebra, se puede hacer una distinción entre partes principales y adicionales, siendo las segundas aquellas que pueden mediar o no en el concurso. La participación en el concurso de las partes adicionales está relacionada con la clase de quebrado del que se está hablando, ya sea una persona natural o jurídica; puesto que la ley concursal se aplica dependiendo del caso. Las partes principales que intervienen en el procedimiento del concurso de quiebra son:

  • El deudor: Es la persona o empresa que tras la declaración de insolvencia pasa a ser el quebrado.
  • Acreedores: Son quienes tienen el derecho a la satisfacción de una deuda y la facultad de solicitar que un tercero cumpla con la obligación contraída. En conjunto, todos los acreedores de un deudor componen la “junta de acreedores”.
  • Juez: En la quiebra el juez es el mismo mediador entre el deudor y sus acreedores. Es el ente competente encargado de nombrar al comisario y al depositario dentro del proceso. Además de ello, tiene la función de citar a todas las juntas de acreedores. El juez tiene el deber y derecho de conocer todos los incidentes relacionados con la quiebra.
  • Comisario: Es el ente particular que tiene la función de ayudar y colaborar con el juez en sus funciones. El comisario debe tener conocimientos en varios campos, especialmente en aquellos mercantiles. El juez es quien nombra al comisario a través del auto de declaración de quiebra. Sin embargo, en algunas ocasiones resulta difícil que acepten este cargo debido a la complejidad del proceso. Por lo general, los comisarios son profesionales en economía, derecho, contabilidad y demás profesiones que puedan tener referencia al tema de la quiebra.

 

Las funciones del comisario son las delegaciones que el juez competente le impone y están limitadas al campo judicial. A diferencia de las demás partes que intervienen en el proceso de quiebra, el comisario cumple con múltiples funciones, las cuales son:

  • Autorizar todos los documentos oficiales
  • Brindar los informes que sean requeridos
  • Dar la respectiva autorización para que los bienes puedan ser ocupados
  • Controlar las operaciones que lleven a cabo tanto el síndico como el depositario dentro del proceso
  • Dirigir las juntas respectivas al proceso
  • Analizar todos los libros contables y diferentes papeles que puedan ser pertinentes para el desarrollo del proceso

 
Partes adicionales

 

  • Depositario: El depositario es la persona encargada de administrar el patrimonio del deudor, es decir, quien debe custodiar y conservar la masa patrimonial. El juez es quien nombra al depositario por medio del auto de declaración. El depositario tiene tres funciones principales, las cuales son: 
    • Dirigir la masa patrimonial
    • Proteger la masa patrimonia
    • Representar la masa patrimonial
  • Profesionales: Son todos los especialistas que intervienen en el procedimiento del concurso. Al igual que el juez, los profesionales colaboran en las siguientes labores:
    • Apoyar la negociación
    • Ayudar a calcular el saldo en mora
    • Buscar posibilidades de descuento
  • Administrador concursal: Como su nombre lo indica, es la persona encargada de administrar el concurso y sus funciones se limitan a la gestión y dirección del mismo. Es el juez quien se encarga de elegir al administrador concursal.
  • Sindicatura: El apoderado es también conocido como el síndico y es nombrado por la junta de acreedores. La principal función del apoderado es liquidar el patrimonio del quebrado, es decir, la masa de la quiebra. El síndico puede ser cualquier acreedor legítimo del quebrado. Por lo general son tres los síndicos que se nombran, los cuales son elegidos en la primera junta general que tienen los acreedores.

 

Los requisitos para ser síndicos son los siguientes:

  • Tener más años de edad que el deudor y tener más de 25 años.
  • Ser acreedor legítimo del quebrado.3. Preferiblemente debe tener la residencia actual en donde tiene lugar la quiebra, sin embargo, existe la posibilidad de vivir en un lugar cercano.

El síndico tiene la responsabilidad, ante el quebrado y sus acreedores, de responder por los daños causados por fraude o negligencia. Además de esta función principal, se le suman las siguientes tres: 

  • Representar a la masa de acreedores.
  • Gestionar y liquidar el patrimonio concursal dentro de los acreedores. La repartición de la masa debe hacerse con relación a la proporción de las deudas de los créditos y/o préstamos.
  • Debe cumplir con aquellas funciones auxiliares que tiene el juez.