Tipos de comisiones bancarias

Existen diferentes tipos de comisiones que serán aplicadas en mayor o menor medida dependiendo de cada caso. Algunas de ellas son fijas y otras son variables, por lo que habrá siempre que tener en cuenta su variación. Los tipos de comisiones que vamos a estudiar son la comisión de apertura, por cancelación anticipada, por anticipación parcial anticipada, comisión de estudio y por la modificación de las condiciones del préstamo.


Comisión de apertura

Es la tarifa que la entidad bancaria prestamista cobra al inicio del préstamo a los prestatarios, para llevar a cabo la formalización de un préstamo personal. Algunas personas ven a las comisiones de apertura como el impuesto de gestión y formalización, el cual varía de una entidad prestamista a otra.

Como el pago de la comisión de apertura se realiza tan pronto como se formaliza el préstamo, muchas entidades prestamistas permiten el financiamiento de la comisión, así como también lo hacen con otras partes del préstamo. Cuando la comisión se financia también se financian los intereses de la misma.

 

 

Comisión de cancelación anticipada
Es la cantidad de dinero que se le cobra al cliente cuando se lleva a cabo una cancelación adelantada del préstamo. En esa medida, este tipo de comisión está adaptada a los diferentes cambios en las circunstancias de un préstamo, como el poder hacer un pago anticipado o total de la deuda.

En el momento en que el prestatario desea cancelar en su totalidad el préstamo, debe pagar además de la comisión total anticipada, los otros gastos que generó el préstamo. Estos últimos están determinados por el tipo de préstamo que se pacto. También es importante considerar que la entidad bancaria cobra una comisión por lo que dejó de ganar, tras el no cambio su curso normal. Entre los otros gastos que se pueden cobrar junto a la comisión por anticipación están:

  • Los honorarios del corredor de comercio, de ser un requisito en la póliza.
  • Un seguro, tiene que ver con la necesidad de tener algún tipo de seguridad (esto se acuerda en la póliza)


Comisión por anticipación parcial anticipada
Se puede decir que es la remuneración que queda para el prestamista, cuando se da un adelanto de un pago en el préstamo; ya que este hecho, bajo ciertas circunstancias dadas, podría significar pérdidas. Así, el prestatario deja de ganar intereses y comisiones que se hubieran obtenido, en el transcurso normal del préstamo.

La comisión por anticipación consta de los trámites administrativos a causa del adelanto, y como ya se mencionó anteriormente, lo que deja de ganarse o el lucro cesante. Por lo tanto, las entidades bancarias suelen cobrar un porcentaje sobre la cantidad que se va a pagar en adelantado, y de esta manera se protegen y cobran los gastos extras que puede generar una anticipación en el pago. El pago de este tipo de comisión se realiza al mismo tiempo que se hace el pago del importe. Asimismo, las entidades exigen una cantidad mínima del importe a amortizar, con el fin de evitar gastos por múltiples amortizaciones de cuantías sin mayor importancia.

 

 
Comisión de estudio
La comisión por estudio es el monto que se paga por el análisis previo que la entidad bancaria hace de su situación financiera o solvencia, en términos económicos. Al igual que las demás comisiones, su valor se cobra por medio de un porcentaje sobre el capital principal. En algunas ocasiones este estudio es gratis, lo que significa el no pago de la comisión. Esta decisión depende de la entidad bancaria prestamista.

 


Comisión por cambio de condiciones -modificación de contrato o cambio de garantías-

Es el monto adicional que se le cobra al prestatario, cuando éste hace algún tipo de cambio al contrato inicial. La comisión cubriría todas las condiciones tales como el trámite y el análisis de riesgo en primera instancia. También puede ser vista esta comisión como la retribución que queda para el ente bancario prestamista, en el caso de que el cliente desee otro tipo de acuerdo.