Variación de los tipos de interés

Tanto un tipo de interés elevado como uno bajo son algunos factores causantes del endeudamiento del hogar. Una disminución considerable de los tipos de interés hace que se eleven los préstamos y créditos, por lo tanto las familias terminan endeudándose más de lo que su capacidad económica les permite. De esta manera los bajos intereses traen un efecto negativo, que colabora a una situación de sobre deuda. Por su lado, los tipos de interés altos son causantes del encarecimiento de los préstamos y créditos, hasta convertir los saldos de los mismos en deudas impagables. El efecto más negativo recae en los casos hipotecarios, dado que las hipotecas han demostrado ser el principal gasto de las familias.